Calabaza al horno con romero: receta africana



5,0 - 0 voturi









La cocina africana es como un safari: un viaje extraordinario por el mundo primario de los aromas. Descubrir los misterios de la cocina africana es una experiencia maravillosa tanto de forma culinaria como cultural, te llenará de energía y de encanto.
Rústicas, atrevidas, coloridas, las recetas africanas destacan por su riqueza de ingredientes saludables y por la seducción de sus fuertes especias.

Ante todo, la cocina africana sorprende por la extraordinaria suavidad del estilo de cocina. La cercanía de la naturaleza (tradicionalmente, todas las recetas están hechas con fuego natural, están secas o se comen crudas) crea instintivamente una “conciencia” por la apreciación de los materiales crudos, incluso sencilla y no pretenciosa, la cocina africana tiene una forma de cocinar muy excepcional y única.

Miles de años de experiencia, la falta o el limitado acceso al modernismo, nos permite descubrir las tradiciones antiguas, aún existentes hoy en día.

La calabaza en forma de pera (butternut pumpkin) en el horno está deliciosa, con aceite de oliva, romero, sal y pimienta. Esta receta nos sumerge en la cocina africana, que es la cuna de esta forma única de cocinar la calabaza. La cocina africana utiliza la calabaza muy a menudo y sus recetas son muy sencillas, incluso únicas e inusuales al mismo tiempo.

Ingredientes:
-una calabaza en forma de pera (butternut pumpkin)
-un romero fresco
-aceite de oliva
-sal
-pimienta



Lava la calabaza, córtala en dos y saca las semillas con una cuchara. Corta cada mitad en cuartos.



Introduce una vara de madera en la pulpa de la calabaza por muchos lugares para hacer suficiente hueco para introducir el romero.



Unta el corazón de la calabaza con aceite de oliva y espolvorea sal y pimienta.



Introduce las ramas de romero por los agujeros que has hecho.



Coloca los trozos de calabaza en una sartén cubierta con papel de aluminio o papel de cocina.



Hornea a 180 grados durante unos 30 minutos hasta que el corazón de la calabaza empiece a suavizarse.



Se sirve caliente. La calabaza “africana” está muy deliciosa, tiene un aroma estupendo, la pulpa es fácil de pelar y sobre todo, tiene un perfume maravilloso.

Puedes servirlo como aperitivo, guarnición o plato principal vegetariano (está tan bueno que merece la pena saborearse por sí mismo)

Bon apetit!