Lomo de ternera con salsa de pimienta verde


Publicado: 
Categorías:Recetas de res / Plato principal / Recetas francesas /


5,0 - 0 voturi










El lomo de ternera con salsa de pimienta verde es una receta clásica francesa, una verdadera perla de esta cocina refinada. La ternera tierna, medio hecha va perfectamente con esta salsa elegante y sabrosa.

La pimienta verde, el coñac y la mostaza de Dijon crean una combinación divina de aromas y un sabor encantador.

Hoy prepararemos un plato francés y por eso, estás invitado al paraíso de sabores y aromas refinados.

Ingredientes
-una pieza gruesa de lomo de ternera (unos 500 gr)
-una taza grande de crema agria líquida
-una cucharada de mostaza de Dijon (idealmente, la variante de pimienta verde)
-2 cucharadas de pimienta verde
-una cucharada de mantequilla
-una cucharada de aceite
-50 ml de coñac
-sal
-pimienta



Lava bien la carne, sécala y espolvoréala con pimienta.



Calienta el aceite y derrite la mantequilla. Pon la ternera en la sartén manteniendo la temperatura alta.



Coloca la tapadera y déjalo al fuego durante 1 minuto y luego, otros 3-4 minutos a fuego de intensidad media.



Dale la vuelta y déjala otros 4-5 minutos por esa parte hasta que esté bien hecha.



Para asegurarte que tienes una buena preparación, necesitas hacer una sencilla comprobación: presiona la ternera con tu dedo, tiene que estar muy elástica. Saca la ternera en papel de aluminio y envuélvela bien.




Vierte la crema agria encima de la salsa en la sartén y reduce el fuego al mínimo.



Mezcla bien y luego, añade el coñac. Ten cuidado de que la sartén no está en fuego alto porque el alcohol podría quemarse.



Después de que el alcohol se haya evaporado, añade la mostaza.



Añade la pimienta verde y mezcla hasta que esté bien incorporada, luego quita la sartén del fuego. Abre el paquete en el que tienes la carne, vierte la salsa de la carne en la salsa de pimienta, luego mezcla y viértela sobre la carne.



Coloca la ternera en un plato precalentado, vierte la salsa sobre éste y … voilà!



He aquí una muestra.



Bon appetit!