Penne con salsa de gorgonzola y nueces “Penne al gorgonzola e noci”


Tiempo: 
Publicado: 
Categorías:Recetas italianas / Pastas /


5,0 - 0 voturi









La pasta es un plato muy versátil. Siempre diferente que nos permite hacer casi cualquier tipo de combinación de ingredientes, sabores y colores.
Si te gusta la cocina italiana, entonces deberías probar esta receta italiana clásica “Penne al gorgonzola e noci” (Penne con salsa de gorgonzola y nueces).
El queso gorgonzola es un tipo de queso italiano con un noble molde, creado originalmente en la ciudad que tiene el mismo nombre, cerca de Milán (en 879). Los italianos se enamoraron de este tipo de queso y lo utilizaron en una gran variedad de salsas y aderezos para carnes, pasta o verduras. Hoy en día, el queso gorgonzola se manufactura en varios tipos (dulce o picante) en muchas regiones de Italia, pero los italianos mantienen el nombre de la primera ciudad en la que se hizo famosos.
La combinación de gorgonzola con nueces tiene mucho éxito y por eso, esta salsa ha sido famosa tanto en Italia como fuera.

Ingredientes:
-penne (lo ideal: integral o de trigo duro)
-mantequilla
-gorgonzola
-leche
-vino blanco seco
-nueces picadas
-sal y pimienta negra


¿Por qué no te habré dado las cantidades? Ah sí, porque no las necesitas :). Sinceramente, la cocina italiana es una cocina muy tolerante, eres libre para jugar con los ingredientes y las recetas, adaptándolas a tu propio gusto.
Sin embargo, si te diré las cantidades que yo utilicé para esta deliciosa receta, para que la tengas como referencia, pero no deberías estresarse cuando estés haciendo comida italiana. Ellos no miden los ingredientes, así que nosotros tampoco.
Cocina “al dente” aproximadamente 200 gramos de pasta penne (“al dente” quiere decir un poquito duros), escurre la pasta y enjuágala con agua fría. Deja la pasta en un colador y empieza a preparar la salsa.
Derrite 2 cucharadas de mantequilla a fuego lento. Luego añade queso gorgonzola cortado en cubos (unos 200 gramos de gorgonzola), moviendo constantemente para que se derrita.


Vierte inmediatamente 200 ml de leche y mueve constantemente hasta que el queso se derrita completamente. Cuando la mezcla esté caliente, añade 150 ml de vino blanco y sigue moviendo, cocina a fuego lento hasta que la salsa reduzca durante otros 10-15 minutos.


Por último, añade frutos secos picados (3 cucharadas) y muévelo para que se mezclen.


La salsa está lista: poco consistente y bien homogeneizada.


Añade la pasta en la salsa, mezcla bien y déjalo hacer un poco (sólo un minuto) en la salsa de gorgonzola tan aromática.
Sirve inmediatamente. Puedes espolvorear queso rallado por encima y por la guarnición con nueces enteras.


Este plato puede servirse con finas tiras de jamón prosciutto.


Esta receta de penne puede ser un plato principal o un acompañante. Va increíblemente bien con pollo, si lo quieres como acompañante.


¡Buen provecho!